¿Qué problemas conlleva ser un adicto a las redes sociales?

Saber qué problemas conlleva ser un adicto a las redes sociales puede salvarnos de uno de los enfrentamientos más frecuentes que se viven hoy día, sobre todo, si bien o bien excluyentemente, en el planeta de los jóvenes.

Problemas de una posible adicción a las redes sociales

Hay determinadas señales de alarma, para percatarnos de que o bien algún ser querido experimenta una adicción a las redes sociales que le va a traer inconvenientes en un futuro próximo y son las siguientes:

  • Pasar tiempos muy altos en redes sociales e inclusive no dormir ni tan siquiera cinco horas al día para “no perderse” lo que allá pasa.
  • Tener incesantes protestas de la familia sobre el tiempo que le dedicamos a las redes.
  • Mentir sobre el tiempo que pasamos en redes sociales.
  • Descuidar otro género de aspectos de nuestra vida, como el trabajo, el trato con nuestros familiares, e inclusive la salud.
  • Conductas alegres en el momento en que nos posicionamos frente de la pantalla
  • Aislarse de forma social y presentar una conducta irritable frente a cualquier otro aspecto que no sea el estar con un dispositivo.

Las redes sociales se han transformado en una incesante entre los usuarios y esto debe ver con la sensación de estar conectados todo el tiempo, recibiendo contestación inmediata por todo y una interactividad que jamás se acaba.

Esto, entre otras muchas cosas, puede provocar problemas de aislamiento y un incremento en la ansiedad. En el presente artículo te vamos a contar todos y cada uno de los problemas a los que te puede inducir el empleo desaforado de las redes sociales.

¿Qué procuramos en las redes sociales?

Facebook, Twitter, Instagram y otras redes sociales prueban meridianamente nuestra pretensión de estar siempre y en todo momento conectados, leyendo las creencias o bien viendo fotografías de las personas a las que hemos admitido como amigos, mas asimismo de otra gente, que postea continuamente algo que sostiene actualizado su feed.

Pero ¿qué buscamos verdaderamente en el momento en que nos expresamos a través de una de estas redes sociales?

Está claro que al publicar todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida, sea lo que fuere que hacemos, estamos procurando no pasar desapercibidos en un planeta que se dirige cara la exposición total a través de estos medios.

En una sociedad tendiente a la soledad existencial, donde cada vez nos encerramos más en nuestros hogares y los encuentros sociales en persona son cada vez menos usuales, este intercambio de información y busca de amistades a través de las redes sociales, sería la manera perfecta de eludir algo que nos asusta mucho, que es el anonimato.

La expresión de nuestras posturas firmes frente a determinado tema y enseñar fotografías de lo bien que la pasamos en tal o bien como sitio, es una cosa que nos reafirma como personas en tiempos en los que la popularidad se semeja más a tener contactos en tus redes sociales que amigos en la vida real.

¿En qué momento las redes sociales se vuelven una adicción?

  • Es cierto que todos estamos siempre y en todo momento con nuestros móviles cerca, atentos a los mensajes que nos lleguen o bien a cualquier género de información que nos guste y podamos ver en las redes sociales.
  • Pero de todas formas, no todos nos transformamos en adictos. A fin de que eso suceda se debe efectuar un empleo desaforado, que culmine con trastocar otros aspectos de nuestras vidas.
  • Si nos percatamos de que el consumo incesante de las redes sociales nos ha llevado a una pérdida sobre el control de estas, usándola a lo largo de tiempos que nos hubiesen servido para efectuar algún otro género de actividad productiva o bien para atender problemas propios o bien familiares, estamos frente a una adicción.
  • Pero es más viable que de esto se den cuenta las personas que te rodean que mismo, puesto que bajo una conducta adictiva normalmente perdemos el control sobre nosotros mismos y lo que hacemos.
  • Podemos ser adeptos a cualquier cosa, sin precisar que haya drogas por el medio. Una conducta adictiva refiere a toda actitud de consumo desmedido, a través de la que la satisfacción que eso nos provoca puede hacernos desatender los otros aspectos de nuestra vida rutinaria.
  • Esa sensación gratificante que nos genera estar continuamente conectados en las redes sociales nos puede traer inconvenientes, como el desinterés en otro aspecto de la vida, el bajo desempeño en nuestras actividades rutinarias y además de esto, puede llevarnos a un aislamiento que puede acarrear sedentarismo y la complejidad para relacionarnos interpersonalmente, entre otros muchos problemas.

¿Quiénes son más frágiles a esta adicción?

Si bien todos podemos caer en la sobreutilización de las redes sociales hasta transformarse en una adicción, existen personas más propensas a llegar a este estado perjudicial.

Determinados estados de nuestra emoción, como la distrofia, puede ser una de las causales de una conducta adictiva.

persona con movil en la mano y diferentes redes sociales

Las personas que experimentan algún género de enfrentamiento de personalidad, como puede ser una autoestima baja o bien demasiada poquedad, por servirnos de un ejemplo, puede hallar en las redes sociales un sitio donde se siente seguro de expresar y mostrarse tal como es, mas esto puede traer como consecuencia un encierro en ese planeta que al fin y a la postre es virtual, al tiempo que la realidad es otra.

La busca de cariño y de cariño, que no se halla en la vida real, también puede ser un factor de consumo desaforado de este género de redes, algo que puede llevar velozmente a síntomas de adicción.

Estos son los problemas que conlleva ser un adicto a las redes sociales. Como toda adicción, es una cosa que debe tratarse a fin de que no llegue a inconvenientes mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *